¿Has visto que tus compañeros molestan o le pegan a alguna persona del curso? Uy, seguro sientes una mezcla de cosas raras… emociones variadas, como ganas de que eso termine, que dejen de molestar, miedo a que te pase lo mismo o ganas de ayudar. Son tantas las ideas que pasan por nuestra mente que es importante aclarar ciertas cosas que parecieran estar claras.

 

Quienes no somos víctimas de bullying, pero vemos que sucede, debemos evitar quedarnos callados. Sabemos que nos da miedo hablar o hacer ver que eso pasa, sin embargo podemos crear algunos planea para que el miedo no nos paralice.

 

1.- Podemos Hablar sobre el bullying con nuestros amigos o amigas y con nuestra familia, también con los adultos en quienes confiamos y que forman parte de nuestro círculo de seres queridos. De esa manera, no sólo hacemos saber a los demás que el bullying está mal, sino que también ayudamos a que una persona (en este caso, quien sufre bullying) pueda recibir apoyo.

 

2.- También se puede Defender de forma pacífica a las personas que estén pasándolo mal por el bullying, intercediendo para que quienes agreden dejen de hacerlo.

 

3.- Es muy importante Incluir dentro de nuestras actividades a las personas que son habitualmente molestadas, porque de esa manera les ayudados a sentirse acompañados y protegidos sólo con nuestra compañía.

 

A la hora de ayudar a un compañero o una compañera, no lo pienses dos veces y ¡Ganémosle al Bullying! Si necesitas ayuda escríbenos, estaremos felices de ayudarte.

 

Si te gustó este contenido o crees que le puede servir a alguien compártelo en tus redes sociales o visítanos en Facebook e Instagram. Búscanos como “Ganémosle al Bullying”.

 

¡Hasta la próxima!

Publicado por Jorge Escudero