De momentos, podríamos pensar que el bullying está de vacaciones, pues no nos encontramos en periodo escolar. Sin embargo, este enemigo anuncia su llegada unas cuantas semanas antes de ingresar a clases.

 

Efectos del bullying

Uno de los contextos de violencia más estudiados en los últimos años ha sido la violencia que ocurre en los establecimientos educacionales. Diferentes estudios han informado que el bullying genera daños físicos y emocionales, estrés, desmotivación, ausentismo y disminución del rendimiento escolar por estrés post traumático.

 

Una realidad que se evita mirar

-        Falta de información e invisibilización: Las conductas violentas que perciben algunos estudiantes pueden pasar desapercibidas por el personal de la escuela, como también por algunos padres que consideran que estos comportamientos son típicos de la edad y los ayudan a crecer.

 

-        Dinámica del silencio: Otra situación que dificulta detener situaciones de bullying es el silencio de quien agrede, de quien es agredido y de quien ve lo que pasa. De allí surge la necesidad de hablar e informar a los adultos acerca de este tema, con el fin de visibilizarlo y reconocerlo oportunamente para actuar en favor de la protección de los niños y jóvenes involucrados.

 

Ante este escenario, de todos depende prestar atención a las ocasiones en que vemos que alguien se está viendo afectado por la violencia en la escuela, pues no sabemos si es algo nuevo o repetido en el tiempo. Además, alguien sufre silenciosamente a causa de los malos tratos.

 

Si necesitas más información, ¡cuenta con nosotros y escríbenos!

Publicado por Jorge Escudero