A veces hemos hecho daño a algún compañero o compañera con nuestras palabras o actos; una vez que sabemos eso, puede que nos sintamos mal por lo que hicimos, pues sin darnos cuenta y quizá por pasar un rato divertido, no alcanzamos a ver que alguien se sintió mal.

 

Los seres humanos cometemos errores, es algo natural. Lo importante de eso es que aprendamos de ellos, pues si eso no sucede, es probable que repitamos la historia una y otra vez y eso le cause sufrimiento a otros y a nosotros… claramente eso no se siente bien.

 

Cuando te des cuenta que has actuado mal con alguien y eso te hace sentir mal, permítete perdonarte a ti mismo o a ti misma y luego intenta reparar lo que estuvo mal. Por ejemplo, ofrecer una disculpa puede ser una buena forma de retomar el contacto y demostrarle al otro que aprendiste del error. Eso podría traer tres mensajes muy importantes:

1) Yo aprendo de lo que hago mal.

2) Yo cambio para que eso no vuelva a pasar.

3) Me importa lo que siente quien está conmigo.

 

Y, tal como lo dice Rafiki en el video: “el pasado puede doler, pero puedes huir de él o aprender”.


¿Con cuál de las dos opciones quieres te quedas?

 

¿Te gustaría compartirnos tu experiencia con este tipo de situaciones? ¡Escríbenos haciendo click AQUÍ! Nos pondría contentos saber de ti. 

Publicado por Jorge Escudero