(Foto tomada desde www.freepick.com)


La Regulación  emocional se define como la capacidad de dirigir  y  manejar  las  emociones de  forma eficaz.

 

Podemos reforzarla a través de las siguientes acciones:

- Sea un modelo; es imposible pedirle a un niño que regule sus emociones, si nosotros nos desbordamos y descargamos nuestras frustraciones con ellos. Si los niños y niñas ven que sus adultos cercanos reaccionan con agresividad, lo más probable es que hagan lo mismo o, por miedo, sean muy sumisos y dependientes de otros.

- Dele oportunidades para decidir y opinar acerca de actividades o juegos, como forma de mostrarle las consecuencias que sus decisiones podrían acarrear; considerándolas como respuestas a algo y no como castigos.

- Entréguele autonomía, de modo que conozca sus propias capacidades y cómo puede acercarse a usted cuando necesite ayuda.

 

Ante casos donde el enojo e impulsividad se manifiesten con violencia, utilice algunas técnicas para manejo de emociones, como por ejemplo la técnica de la tortuga:

  1. Reconocer cuando nos estamos enojando.
  2. Pensar “alto”.
  3. Meterse en la “caparazón”, respirar y contra hasta 3.
  4. Pensar en una solución alternativa a pegar, gritar, hacer pataletas o lastimar a alguien.


Porque ganarle al bullying implica también crear habilidades que nos ayuden a conocernos cada días más, esperamos que esta publicación haya sido de tu interés.



¿Dudas? Escríbenos haciendo click AQUÍ.

 

Un abrazo,

Jorge Escudero Bello

Coordinador Ganémosle al Bullying

 

Publicado por Jorge Escudero